ODE TO OCTOBER & OTHER POEMS (English & Spanish)



ODE TO OCTOBER

(English original)

October ready to be plucked,

brimming in its Flower –Retriever

of all the shadows… What theme shall

strike the hour; what stilled memory

Return to encompass the everlasting moment.

And what gentle breeze, shrouded in light

shall set the course—Tower to

tower, zenith through zenith, till

The highest peak is won that crowns

The silent homeward journey

Bound for Glory!

October, redeemer of all the senses…

The Glory of October, yes! For… In what latitude

Does it fail to marry heat to cold in such fair-minded

Fashion: whether in Michigan or in Michoacán –in Havana or

In Sewanee, Tennessee: October reigns Supreme!

And that ripe age of the Apple which in cider sizzles

Turns October’s timely blend of green and rust,

Into a heady, savory, heartful matter –Yea!

October is Rotund,

Full, like some nude by Maillot… (All OO OO OO’s:

La donna ben bragatta! The well-stacked, pantsy woman

--with powerful breasts, ma’, and loads of hip: Rounded off

and ready to die for her babes!)

October at last exudes the

Distillation of all of Summer’s slow burning ardor:

The last birth before winter´s dreams begin to gather in the

Soil, and all the heavy rains are most definitely gone!

It is… a second April that arrives on the scene,

Like some second Coming:

Sweeter. Tarter.

Juicer (and Bluer, and Greener, and redder and

Whiter…).

Sometimes, even, barely cruel!

Traducción: ODA A OCTUBRE

Octubre fruta madura

Desbordante en su flor –Despejando

todas las sombras... Qué tema se hará sentir;

cuál apaciguada memoria regresará para abarcar

un momento que no tiene fin…

Y de dónde soplará la suave brisa, rebosante

De luz, que dirija el curso –de torre en Torre, de cielo

en cielo, hasta acceder al más alto Pináculo que corona

Ese callado viaje de regreso a nuestro hogar que está en

¡la Gloria!

Octubre, redentor de todos los sentidos...

¡La Gloria de Octubre, sí! Pues...¿En qué latitud deja de

Juntar lo caliente con lo frío en tan justas proporciones?

Tanto en Michigan como en Michoacán –en La Habana o

en Sewani, Tenesí: ¡Octubre reina sin igual!

Y aquella madura edad de la manzana que en la cidra reboza

Convierte a esta enjundiosa mezcla de verde y ocre

En un embriagante y sabroso asunto del corazón ---¡SÍ!

Octubre es Rotundo,

Pleno, como un desnudo de Maillot...(Todo 00 00 00s:

La donna ben bragatta! La bien bragada dama.

Con poderosas tetas, mamá, y caderas sin par:

Bien tornadas y listas para dar el todo por

sus “bebés”.

Octubre al fin exuda la savia

del ardor de todo un verano cocido a fuego lento:

El postrer renacimiento antes de empezarse a recoger sobre el suelo

los últimos sueños del invierno, y lo más recio de las lluvias al fin

desaparezca. Es...un segundo abril que llega sobre la escena,

Como un segundo Venirse:

Más dulce, más apriétame-la-

Boca, más jugoso (y más azul, y verde, y colorao y blanco...).

A veces, incluso, ¡a duras penas

cruel!*

*Referencia al “abril es el mes más cruel” de T.S.Eliot.



En esta casa viajas en un crucero


En esta casa viajas en un crucero

que navega por los aires:

Una barca cuyo alargada proa

sorbe el néctar de los cielos y hace

henchirse el firmamento.

Esta casa surca atrevida por insó-

litos mares y despliega sus alas de

Espíritu Santo.

(¡Esta casa tiene

Alas!)

Terruño de mar y vela que apunta

al Sol: Repica, de pronto, como un nuevo

Amanecer. Remolque de locos, quizá, pero

no menos, un milagro recibido y que reposa

en el nítido esplendor: Con sólo la vista y el

sonido de sostén.

(¡Ay, lo que es ver

a esa Radiante claridad caer!)

Qué más da, pues, si tan sublime

Barca no te lleva a ningún lado –anclada,

como está, fuera del tiempo y dada a la

Memoria cual gracia sin par:

Un sereno regreso de uno

Mismo hacia sí mismo (y, quisiera hacer notar:

el desacuerdo no está entre mi “yo” y

mi ser sino, más bien, entre mi ser y las

Palabras.)

Valle de Bravo, original en inglés del 7 de noviembre de 1985

Traducción de junio del 2001



Winter Sun, Florida (translated from the Spanish)

Mother of pearl surfaces against

the clear sky violently blue

more deeply hued there where

the sharply pointed palm pierces

infinitely

to my very center.

The sky never says a thing.

The sky here contemplates itself in my gaze

and spirits me away, very far away

right to where I´m sitting.

Gently they intertwine

As she moves:

Drinking the sky

Filtering the breeze

Setting birds free

Lusting herself complete

Against the morning

Clear and soft.

All things fall unto themselves suddenly.

South Florida, l975



Havana will never be Siberia

(unless the bombs go off)

nor ever resemble herself again!

Havana will reinvent herself in her own Carnival,

When Ochún and Yemayá and Elegwá

Will suffuse in her blood once more their ancient

Song of Wisdom.

Food for the gods, say…

Jesus orisha Obatalá! (For Jesus is each and

Every one who is possessed by the Holy Spirit!)

St. Christopher of La Habana dreaming beneath cumulous clouds

The ever recurrent traffic of a million émigrés: like those of our

Ancestors arrived from the Canary Islands. Who settled in St.

Augustine of La Florida, later forced to migrate to Santiago de Cuba

(“thanks to one of those wars, you know…”), before returning,

as some would do, right back to the primeval Seminole coastland,

twenty years later: uprooted, but not for long… or, perhaps, also,

forever uprooted…

Much of that was before or after Don Juan the Captain became a

Pilgrim to St. Jacques of Compostelle (another “San Yago”) and

Ursula stayed with her sisters under the intrepid vigilance of local

“Indian” warriors (if you forget our native ancestors, the sharp

cheeks and chins, their precise measurements, will show

what the story was, or is… you’ll know…).

Cardinal points of past routes traveled, re-traveled, abandoned:

Forever discovered, forever reinvented! And so… this much per-

ceiving (and all considering)… dare I at last call out to all my

“fellow Americans” (for I mean all):

Meet you at the Church door, the day after

Disarmament; in every plaza, zócalo, or

town square, we will celebrate amidst all the

flags and trumpets. And, there will be not

one flag over other flags, ever, but:

Out of all the flags we will make

One single, silent, un-soiled, Heart-Flag: And it will be…

One same color for Justice.

One same color for Honor.

One same color for Compassion, Love,

One same color: Unnamable.

La Habana jamás será Siberia

(como no se disparen las bombas)

ni tampoco volverá a ser la que fue

La Habana se reinventará en su propio Carnaval

Cuando Ochún y Yemayá y Elegguá le

habrán soplado, una vez más, su antigua

Canción de Sabiduría.

¡Manjar para los dioses, di...:

Jesús orisha Obatalá! (Pues ¡Jesús es todo aquel

que el Santo Espíritu posee!)

San Cristóbal de La Habana soñando bajo acolchonadas nubes

En medio del recurrente tráfico de un millón de emigrados: como

ésos de nuestros antepasados prevenientes de Islas Canarias,

pobladores de San Agustín de la Florida, más tarde enviados a

Santiago de Cuba (“por una de las tantas guerras como hay”)

antes de regresarse, algunos de ellos, a la silvestre costa

seminol, al cabo de veinte años, desarraigados, mas no por mucho

tiempo, o, quizá, igual, ya por siempre desarraigados...

Buena parte de este cuento habrá sido antes o después de que Don Juan

Capitán se fuera de peregrino a Santiago de Compostela –otro

“San Yago” --y Úrsula* permaneciera con sus hermanas bajo la intrépida

vigilancia de los valientes “indios” del lugar

(“si olvidan nuestro linaje ancestral, el filo

de pómulos y mentón, su precisa medición,**

el cuento contarán, ya verán...”)

Puntos cardinales de viejas rutas recorridas, viajadas, abandonadas:

¡siempre descubiertas, siempre reinventadas! Así pues... todo esto per-

cibiendo (y tras mucho cavilar)... cómo no arriesgar decirles a todos

mis fellow Americans (pues con esto digo ¡todos!):

Te encontraré a la puerta de la Iglesia, celebrando el día del

desarme final; en cada plaza, zócalo o townsquare

festejaremos, en medio del barullo de banderas y trompetas;

Y no habrá ya más una sola bandera sobre otras,

Sino, más bien: De todas las banderas haremos una

Sola, callada, inmaculada, Bandera-Corazón: Y será...

De un mismo color para la Justicia.

De un mismo color para el Honor.

De un mismo color para la Compasión, Amor:

De un mismo color: Innombrable...

[Original ingles 1985-86; traducción, enero 2003)


Les choses dans leur béatitude –ecuanimité

Bleuâtre—

Nues à la parfaite limpidité nue

Du ciel…

Lumière de novembre qui baignes

Le corps dérobé des arbres

Déchirée à travers par leurs branches

--cristallines angularités où

aimablement s’appuient

les infinies transparences

de l’espace.

Las cosas en su beatitud –ecuanimidad

Azulada—

Desnudas a la perfecta limpidez desnuda

Del cielo…

Luz de noviembre que bañas

El cuerpo desnudo de los árboles,

Rasgada al través por sus ramas

--cristalinas angularidades donde

amablemente se apoyan

las infinitas transparencias

del espacio.

The things of this world shrouded in their

be- attitude --blue hued equanimity

naked to the perfectly limpid nakedness

of the sky…

Light of November that bathes

The stripped bodies of the trees,

Slashed through and through by their branches

--crystalline angularities where

aimiably repos

the infinite transparencies of space.

[Original francés, publicado con las traducciones que lo acompañan en la revista estudiantil de poesía, Spectra, Louisiana St. Un,, 1980, de la cual fui asesora.]


Ni mi casa es ya mi casa (Lorca)

And then our days were gone in the same fashion

that family albums grow unreal to their last detail…

I move through rooms empty of the present,

in which each object speaks its absence and nostalgia

for a time when they somehow counted for some thing

–points of reference towards a future now discarded

beckoning the fate of so many bushels of berries picked,

with abandoned industry,

by idle children seeking to fill their hours.

Possessions have a knack for staring at us blankly from the

past, carving mazes better filled with sand…

No wall-washing or incense burning will suffice, Ulysses,

once you see: the greatest change of all took place in

you… And a journey of twenty years is but a prelude

when constant exile from ourselves becomes our way.

Detroit, June, 1975

Ni mi casa es ya mi casa. (Lorca)

Y entonces nuestros días se irían desvaneciendo

Igual que aquellas viejas fotos de familia

cada vez menos reales, hasta en su último detalle...

Deambulo por recintos vacíos del presente,

donde cada objeto proclama su ausencia y su nostalgia

por un día cuando aún servían para algo

--puntos de referencia hacia un futuro descartado,

repitiendo el destino de tantas zarzas recogidas,

con entusiasta entrega,

por niños ávidos de amenizar sus ratos.

Las posesiones tienen el poder

de mirarnos impávidas desde el pasado,

labrando laberintos mejor sería rellenar de arena...

Tanto ahínco por lavar los muros y quemar incienso,

Ulises, en balde se te hará, ya que logres ver:

que el mayor cambio de todos se dio en ti...

y es que un viaje de veinte años tan solo es el preludio

cuando exiliarte de ti mismo se convierte en tu quehacer.

Original inglés publicado en la revista estudiantil Spectra, Universidad de Luisiana, Shreveport, 1980, por mis estudiantes. Poema original data de 1975, Detroit, Michigan.


´´The morality of the poet´s radiant and productive atmosphere is the morality of the right sensation.´´ (Wallace Stevens)

A pensive thought thinking itself betwixt

Other thoughts, other memories

--strands of sensations, circumlocutions:

a thought clamoring to communicate itself,

to understand itself --a warmth in the

periphery of the navel´s gorge: a sen-

sation (Zen-session) : the right sensation.

It is a test of the right sensation that it gives

Way to an acceptance of the silence that

Sustains everything, a glowing or a basking in

The continuous flow.

When the right sen-

sation is struck, the proper chord of

sentiment and the proper chord of intellect

intertwine to dance the Supreme Dance:

Into the meat of time, accepting the non

sequitur --a repetition of old soliloquies.

Valle de Bravo, Nov. 20, 1982


“La moralidad de la radiante y productiva atmósfera del poeta es la moralidad de la sensación acertada”. (Wallace Stevens)

Un pensativo pensamiento pensándose entre

otros pensamientos, otras memorias—

parcelas de sensaciones, circunlocuciones;

un pensamiento que clama por comunicarse,

por conocerse, una cierta calidez en la

periferia del ombligo: una sen-

Zen-sación: la sensación acertada.

Es prueba de tal acierto de la sensación

que ésta da lugar a una aceptación del

silencio que todo sostiene –un refulgir o un

regodearse en el continuum.

Cuando la sensación ah!

certada ha sido lograda, la precisa cuerda

del sentimiento y la precisa cuerda del

intelecto se entrelazan para bailar la

Suprema Danza: adentrándose en el cuerpo

mismo del tiempo hasta aceptar el non-

sequitur…

una exquisita repetición de

viejos soliloquios.

V de B, 1982

Traducción del inglés.



0 vistas
© 2020 by Mamadoc. Proudly created by Visual Brunch Studio